Legionarios de Cristo

leg-gde
Andrea Insunza y Javier Ortega, autores del libro ‘Legionarios de Cristo en Chile. Dios, dinero y poder’, relataron para Gatopardo, cómo en la orden han aflorado fisuras, y varios ex legionarios se alistan para ayudar a destapar otras posibles irregularidades.
Los autores accedieron a hablarnos más del tema, de la forma como llegaron a él y de su trabajo de investigación. No dejes de leer el artículo, ‘La doble moral de los Legionarios‘.

¿Cómo llegaron a la historia? Es decir, ¿qué elementos del intrincado mundo de los Legionarios les llamaron la atención?

Javier: Nos llamó la atención que, hasta el lanzamiento de nuestro libro, no existiera ningún trabajo periodístico en profundidad sobre la Legión de Cristo en Chile, a pesar de su penetración en el país. Había ya un libro sobre el Opus Dei, pero sobre los Legionarios sólo habían publicado algunos reportajes de prensa, referidos a hechos puntuales como su llegada a la Universidad Finis Terrae y los nexos en el país de su vocero, el sacerdote irlandés John O’Reilly.

Andrea: Nos interesó la influencia de los Legionarios y el calibre de los lazos que han construido en Chile. Ellos se instalaron en Santiago a principios de los ’80, en plena dictadura, y al igual que el Opus Dei sirvieron para que un sector de la elite más conservadora retomara sus lazos con la Iglesia Católica. Entre sus financistas, por ejemplo, están los líderes de los dos clanes empresariales más ricos del país. Tienen colegios destinados a esa elite y una universidad. Y les ha sido más difícil conquistar a líderes políticos. En ese sentido, el tema cabía dentro del marco que nosotros nos hemos propuesto para realizar investigaciones periodísticas: contar quiénes detentan poder e influencia en Chile, y cómo ejercen ese poder o influencia.

¿Porqué decidieron escribir un libro sobre este tema y sus personajes?

Javier: Primero que nada, porque la historia cumplía uno de los requisitos básicos del periodismo de investigación: había demasiado aristas inéditas o desconocidas. Además, porque detrás de toda la obra de la Legión en el mundo y en Chile estaba una figura tan controvertida como Marcial Maciel. Nosotros estamos convencidos que el periodismo de investigación debe poner a prueba las versiones oficiales, especialmente cuando éstas no se sostienen en la evidencia. El mito fundacional de Marcial Maciel es uno de los mejores ejemplos de esto.

Andrea: Por otro lado, los Legionarios se han propuesto explícitamente influir en la sociedad “de vértice a base”. Y esa pretensión los convierte, entonces, en sujetos de escrutinio público. En ese sentido, a nosotros nos pareció que este tema no podía quedar circunscrito a la privacidad de las creencias personales, pues se trata de una organización con determinados fines que, por lo demás, se ha caracterizado por funcionar bajo un extremo secretismo.

¿Cuales creen que son las implicaciones de su trabajo en el creciente debate sobre los Legionarios?

Javier: Creemos que este trabajo contribuye a identificar prácticas dentro de una orden religiosa que chocan con algunas de las libertades básicas de sus miembros, así como con las cada vez mayores exigencias de transparencia de una sociedad como la chilena. Estamos convencidos de que una orden religiosa que pretende influir en la sociedad, a través de la educación y captación de sus líderes económicos y políticos, no puede pretender quedar fuera del escrutinio público. Hay áreas donde los legionarios trabajan que son encomiables, una de las cuales es la labor educacional que están comenzando a desarrollar de manera creciente en colegios pobres. Pensamos que la mejor manera para que labores como esa crezcan es que la orden corrija sus vicios y se libere de una vez de la pesada carga de su fundador.

Andrea: Estoy convencida de que buena parte de los simpatizantes y miembros laicos de la Legión conocían superficialmente la historia de Maciel y el verdadero significado de la sanción que el Vaticano aplicó en su contra en 2006, cuando consideró contundentes las acusaciones por pedofilia. En ese sentido, el libro es un relato desapasionado que demuestra cuán erróneas o falsas llegaron a ser las versiones oficiales de la Legión sobre este tema. Por otro lado, nosotros contamos cómo se vive al interior del movimiento –en un ambiente que a ratos es coercitivo- y dimos a conocer pasajes textuales de las Constituciones de la Legión, que alientan el secretismo, impiden la crítica interna, etc. En un momento como éste, en que el Vaticano investiga a la congregación, un texto como este sirve como respaldo para aquellos sacerdotes que se han animado a relatar cómo es verdaderamente la vida en la Legión.

¿Cual es el siguiente paso para ustedes? ¿Seguirán investigando?
Javier: Nosotros escribimos este libro como investigadores de la Universidad Diego Portales (UDP), que es la que puso los recursos y que dio el apoyo para que este libro saliera a la luz. Uno de los ejes estratégicos de la UDP es vincularse crecientemente al debate público. Como investigadores de esa casa de estudios, tenemos varios proyectos en estudio, aunque no sé si sigamos con temas vinculados a la Iglesia. Al menos en mi caso, terminé un poco cansado de escribir sobre sotanas y política pontificia.

Andrea: Aunque no tenemos en carpeta iniciar una investigación en este ámbito, sí estamos siguiendo de cerca la visita apostólica del Vaticano a la Legión, los movimientos de algunos sacerdotes que están dejando la orden para fundar otro movimiento y, sobre todo, la actitud que adopten los superiores de la congregación en este momento de su historia, cuando tienen la posibilidad de dejar atrás la figura de Maciel, reconociendo los errores y ofreciendo perdón a las víctimas de pedofilia –cosa que nunca han hecho-, para después enmendar el rumbo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s